valores.org

GRAN TORINO

Del aislamiento a la entrega total

Vivimos en una sociedad plural, donde las fronteras entre países y culturas están cada vez más difusas. Aun asi, muchas veces nos paramos frente a otras personas con la mediación el prejuicio frente a lo distinto. Esto puede darse quizás por la amenaza de perder nuestra propia identidad; el miedo y el desconocimiento de los demás, de la identidad de  otra persona construye un velo que hace imposible verla en sí misma, en todo su valor y dignidad. Solamente el encuentro real, humano, para el que es necesario dejar de lado a los prejuicios y mirar con ojos nuevos, puede revelarnos la identidad del otro. Mediante este encuentro, el personaje central de Gran Torino es capaz no solamente de aprender a aceptar lo ajeno, sino que también de salir de su aislamiento y soledad.  Lo que empieza como un castigo se va transformando en una oportunidad de ayudar a un chico inmigrante a valerse por su propio trabajo, devolviéndole la confianza en su propia personalidad. Gran Torino refleja el camino de conocimiento y autoconocimiento que necesitamos para salir de nosotros mismos y llegar a los otros desde el corazón.

  • Compartir
Volver a Categoría