valores.org

Inspiranos

Primero que coma el que no tiene para comer

Tomás C.

Ernesto es un ejemplo de servicio al prójimo que me gustaría imitar. A sus 40 años, sale, durante el invierno, tres veces por semana al encuentro de aquellas personas que viven en la calle cerca de su casa.

Ernesto es un ejemplo de servicio al prójimo que me gustaría imitar. A sus 40 años, sale, durante el invierno, tres veces por semana al encuentro de aquellas personas que viven en la calle cerca de su casa. Lleva con él, mantas de polar, un termo con sopa caliente que él mismo prepara, vasos y galletas. Camina lo necesario y al encontrarse con alguien le ofrece lo que tiene y se queda charlando un buen rato. Cuando ya no le queda nada más para dar, vuelve a su casa y se sienta a comer.

  • Compartir

Etiquetas:

Completá el formulario y comenzá a inspirarnos
Volver a Categoría